Última reunión :

Tu integridad, nuestro mundo., Parte 4: Sin culpa alguna.

La primera falta de la integridad hace que la segunda falta sea más fácil. Antes de que te des cuenta, se convierte en un patrón. Pero hay una manera de evitar que comience.

Suscríbete a nuestro podcast